Declaratoria

Nuestro Sistema Educativo Nacional necesita mejorar sustancialmente para realizar el derecho ciudadano de desarrollar los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los valores necesarios para una vida humana plena, es decir, saludable, sustentable, productiva, justa y solidaria.

Para Compromiso Social por la Calidad de la Educación, la educación pública en México ha de estar orientada hacia un proyecto de país en el cual todos vivamos con dignidad, en un país gobernado democráticamente, donde la riqueza se produzca con sustentabilidad y suficiencia para satisfacer de manera saludable las necesidades de toda la población. Un país donde todos los grupos culturales y sectores sociales estén incluidos sin desventajas, con un mayor apoyo a quienes más lo requieren, puesto que como ciudadanos somos iguales y hemos de procurar relacionarnos con justicia. Finalmente, un México que participe en el diálogo intercultural tanto al interior como en el concierto de las naciones orientado a la construcción de un orden global cooperativo y pacífico.

Una educación escolar auténticamente pública ha de propiciar que todos sus alumnos alcancen los estándares de aprendizaje necesarios para su desarrollo pleno. Para lo anterior, es preciso coadyuvar a las autoridades en el proceso de situar a las escuelas en el corazón del sistema educativo nacional, y al aprendizaje en el centro de las escuelas, de manera que en cada una de ellas se emprendan procesos de mejora continua de la práctica docente como de la gestión escolar. Lo anterior requerirá de los apoyos necesarios por parte de sus directivos, así como de los funcionarios estatales y federales, para aportar a los miembros de cada escuela una formación de calidad, una evaluación formativa, materiales e informática educativa pertinentes y útiles, y programas organizados con un enfoque de políticas públicas acorde a un proyecto nacional. La participación de los familiares de los alumnos y de la ciudadanía mexicana en general es, sin duda, una contribución que puede fortalecer la mejora de las escuelas en el sentido expresado.

Para ello, Compromiso Social por la Calidad de la Educación quiere, como organismo ciudadano, ser un espacio para el diálogo y la promoción de acciones desde el ámbito social de los distintos agentes involucrados en la reconfiguración del sistema educativo mexicano: alumnos, familiares, docentes, directivos, funcionarios, organizaciones de la sociedad civil, investigadores y empresarios. Sus firmantes asumimos responsabilidades individuales y colectivas para transformar el sistema educativo mexicano.

Para ello, proponemos:

  1. Posicionar en la agenda de políticas públicas un diálogo informado, crítico, propositivo acerca del sistema educativo mexicano.
  2. Impulsar la participación social en torno al sistema educativo nacional y en las escuelas.
  3. Evaluar y contribuir a la mejora de la calidad y la equidad de la educación.