Docentes: legislar para una mejor educación

aula_Gro

Algunos hechos

  • En periodo extraordinario, el Congreso de la Unión establecerá, próximamente, las leyes secundarias para concretar las reformas constitucionales sobre el servicio profesional docente (SPD), en lo que respecta a la educación básica y media superior.
  • En las posturas de académicos, especialistas y otros actores sociales se echa de menos la inclusión de las características y las condiciones específicas del trabajo docente, objeto de la ley.
  • La educación pública y quienes la atienden se orientan a partir de un proyecto nacional. Los maestros (como los jueces y diplomáticos) actúan en función del servicio público. Así, la docencia es una profesión de Estado.
  • El Estado debe brindar educación para todos, sin distinción socioeconómica de los alumnos ni de costo educativo en contextos de dispersión geográfica, rezago, etc., de manera que logre cubrir equitativamente la oferta necesaria para todos y que garantice los aprendizajes.
  • El sistema educativo nacional en conjunto, y no solo los docentes, debe brindar oportunidades para que todos, sin restricción, ejerzan su derecho a la educación.

Para el análisis y el diálogo

  • México no alcanza la cifra de los dos millones de maestros, aunque no está lejos. A finales de 2010 se hablaba de más de 1 803 000. De cada diez de ellos, seis estaban bajo régimen estatal, uno era pagado por la Federación, dos eran particulares y uno autónomo.
  • Del total de docentes que atiende a treinta y cinco millones y medio de alumnos del sistema educativo, la educación obligatoria concentra casi 80%. En educación básica estaban dos terceras partes (preescolar 12%, primaria cerca de 32% y secundaria casi 21%) y en media superior 15%.
  • El 45% de las primarias públicas son multigrado, es decir, que hay más grados escolares que docentes, y por tanto uno, dos o tres maestros tienen a su cargo dos o más grados. En telesecundaria, casi dos de cada diez de las existentes en el país son de organización unitaria o bidocente (uno o dos maestros atienden todas las asignaturas en los tres grados).
  • Además, los datos sobre las condiciones de trabajo en cada nivel educativo no se podrán obviar en las decisiones sobre la profesión docente. En primaria, por ejemplo, habrá que tomar en cuenta factores como trabajo en dos turnos, dedicación por horas, contratación de tiempo completo o por cuartos de tiempo, rango de edades de los docentes, o porcentaje de quienes están en Carrera Magisterial. Se requiere revisar el tipo de profesión que es la docencia, para distinguir necesidades y elaborar leyes justas.
  • La docencia es una de las cuatro profesiones con el mayor nivel de estrés, incluso en sociedades altamente industrializadas, con sistemas educativos “ejemplares”.
  • En los docentes mexicanos se ha manifestado el burnout (síndrome de “quemarse” por el trabajo), con síntomas como agotamiento emocional, fatiga crónica, baja realización personal, sentimientos negativos hacia sí mismos y actitudes de alejamiento o de intolerancia hacia los alumnos. También se identifican niveles altos de desgaste psíquico.

Características de la profesión

  • La docencia comprende un conjunto de significados, métodos e instrumentos progresivamente profesionalizados, recibe reconocimientos económicos, sociales y atribuciones que la estimulan, implica alta demanda intelectual, reglas claras de funcionamiento, aprobación y certificación según los requisitos de acceso al sistema, y mecanismos de autorización para ejercerla.
  • Es erróneo equiparar el quehacer docente con las condiciones en que se realizan los oficios liberales como la medicina, el derecho o la administración de empresas. No es posible organizar el servicio profesional de los maestros desde esta lógica.
  • La profesión docente no es como las que se llevan a cabo de manera autónoma en el mercado. El desempeño de los maestros está delimitado por sistemas e instituciones educativas que le dictan calendario, horarios, contenidos de enseñanza, materiales educativos, comités, documentación administrativa y recopilación de datos de control escolar, entre otros.
  • Los maestros, en su mayoría, se desempeñan en el mismo puesto de trabajo toda su carrera.
  • Los docentes atienden gran diversidad de asuntos en la escuela: campañas, programas de salud (problemas de visión, adicciones, sexualidad, higiene, nutrición), seguridad, concursos, entre otras tareas más que se les atribuyen y demandan su tiempo.
  • La docencia no puede ser desempeñada por cualquiera. La complejidad que reviste implica una formación pedagógica y didáctica intensa y extensa en el trabajo, permanente actualización y alto compromiso en el ejercicio profesional.

Para pensar la legislación hacia un servicio de la profesión docente

  • El SPD tendrá que atender tanto la formación inicial como la continua y su profesionalización.
  • Se requiere plantear el SPD en cuanto a: 1) ingreso, 2) promoción, 3) reconocimiento y 4) permanencia en el servicio, de manera que se tomen en cuenta las necesidades de cada entidad federativa para la contratación, se renueven los perfiles de directores, supervisores y ATP, y se transforme la Carrera Magisterial como un modelo de mejora continua y desarrollo con base en estándares para la educación básica, específicamente de desempeño docente.
  • Es indispensable un sistema de evaluación que no esté centrado en los resultados de los alumnos, pues no se puede atribuir el logro, alto o bajo, solo a los maestros. Se requerirá un sistema de evaluación válido, confiable y explicativo, que dé razón del desempeño docente en su complejidad, y de aspectos como la planeación, la gestión del ambiente, curricular y didáctica, así como la evaluación del aprendizaje.
  • Se debe atender a lo fundamental en la enseñanza y el aprendizaje, que son los procesos, para promover su mejora y lograr una mirada más comprensiva sobre el quehacer docente.
  • El sistema de evaluación del SPD implicará mostrar no solo los resultados de la profesión, sino sobre todo sus procesos, combinando instrumentos que tomen en cuenta las condiciones y contextos de trabajo (ubicación socioeconómica y condiciones propias de las escuelas), y brinden información sobre varios de los asuntos que se encargan a los docentes.