El embarazo adolescente y la escolaridad

El-embarazo-adolescente-y-escolaridad-ok

Algunos hechos sobre el embarazo adolescente

En enero de 2016, el gobierno federal presentó la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolecente (ENAPEA), como respuesta al número de embarazos en mujeres de 15 a 19 años. El Consejo Nacional de Población (CONAPO) ha sido designado como la instancia encargada de coordinar la implementación del ENAPEA, la cual está integrada por varias secretarías de estado, incluidas la de Educación Pública (SEP). Según datos oficiales, en 2013, 466 900 niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años de edad en el país se convirtieron en madres.

El embrazo en edad temprana acarrea problemas de salud pública, pues ponen en riesgo la vida e integridad de las adolescentes y sus bebés. También se considera un problema social, por ser una limitante en el desarrollo de sus competencias y habilidades en la construcción del proyecto de vida de las y los jóvenes. Quedar en una situación de embarazo afecta a la madre adolescente como al joven progenitor en ámbitos de su vida tan importantes como el educativo, que es sin duda un elemento clave para el desarrollo en su vida.

Por lo anterior, el gobierno y la sociedad civil deben atender este fenómeno desde dos aristas, la prevención para disminuir este fenómeno en mujeres y hombres adolescentes, y la creación de mecanismos de apoyo para quienes ya se encuentran en esta situación, de manera que tengan el soporte necesario para alcanzar sus objetivos académicos, sin descuidar su nueva responsabilidad. Pero, ¿cómo entender este fenómeno desde las estadísticas e indicadores?

Según datos del INEGI, de 2011 a 2013 nacieron 77 bebés por cada mil mujeres de entre 15 y 19 años; se denomina a este indicador tasa de fecundidad. El dato cobra relevancia si se compara con otros grupos de edades, y destaca que es casi la misma tasa que en mujeres de 30 a 35 años, cuando se esperaría que la tasa de fecundidad debería ser mucho menor en las adolescentes.

La situación estadística en el tema de embarazo adolescente nos indica que, en los últimos 40 años, todos los grupos quinquenales de 15 a 49 años han disminuido la tasa de fecundidad, según el diagnóstico del ENAPEA; sin embargo, esta disminución es menor en las adolescentes. Esto provoca que las expectativas poblacionales en México se estén trastocando.

La escolaridad es un factor que tiene incidencia en la fecundidad. En 2010, la tasa más alta de fecundidad en grupos de mujeres de 15 a 19 años fue de 121.2 nacimientos por cada mil; entre las que terminaron la primaria, el indicador no disminuyó (120.2); sin embargo, a partir del egreso de la secundaria, sí hay disminución de manera constante hasta reportar 13.2 en nivel profesional. En 2015, las entidades con mayor tasa de fecundidad en adolescentes (15 a 19 años) eran Coahuila, Chiapas, Nayarit, Campeche y Michoacán, con al menos 10 puntos por encima del promedio nacional (62.5). Ver infografía.

Para el análisis y el diálogo

  • Es importante que el fenómeno del embarazo adolescente sea tratado intersectorialmente. Los esfuerzos del gobierno deben enfocarse en la atención inmediata y de calidad de las jóvenes para cuidar su vida y la de su bebé; debe, también, garantizar los medios para que las y los jóvenes en esta situación no abandonen la escuela y puedan tener mayor oportunidad de conseguir empleos con ingresos dignos y, por último, pero no menos importante, diseñar e ejecutar estrategias que impacten en la disminución de la tasa de fecundidad de este grupo de edad en un futuro a corto plazo.
  • La escolaridad influye directamente en la propensión de quedar en situación de embarazo, como se mencionó antes. La educación formal, al menos la obligatoria, debe incluir la educación sexual de manera abierta, pues la falta de ella afecta al ámbito educativo, afectivo, social, laboral y de salud. Esperamos ver este aspecto en la propuesta curricular que está por presentar la SEP en los próximos días.

Te puede interesar:

rezago-educativo

Personas en rezago educativo con derecho a una educación ¿de calidad?

Un hecho preocupante en México es el rezago educativo, pues carecer de educación es uno de los factores que mantiene a la población en condiciones de pobreza.

0 comments
infografia-equidad-ID

Inequidad en la educación obligatoria en México

El INEE presentó el informe 2016 “La educación obligatoria en México”, donde se reconoce la urgencia de mejorar los servicios educativos de las poblaciones más vulnerables del país.

0 comments