¿Hacia dónde va la inclusión digital en el ámbito educativo?

acompanamiento-al-docente

Algunos hechos

El pasado 7 de noviembre se presentó el Programa de Inclusión Digital 2016-2017 @prende 2.0. Será liderado por la Coordinación General @aprende 2.0, en coordinación tripartita entre las secretarías de Educación Pública (SEP), de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Oficina de la Presidencia de la República.

Esta nueva política nacional busca la incorporación y uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en educación básica (EB), a partir de los aprendizajes recuperados de estrategias anteriores. El programa tiene como objetivo promover el desarrollo de habilidades digitales y el pensamiento computacional de manera transversal al currículo, de acuerdo con el contexto y nivel de desempeño de las niñas y niños.

@prende 2.0 también pretende introducir el uso de las TIC a partir de tres pilares: 1. Capacitación a docentes, mediante estrategias estatales para su desarrollo profesional en TIC y acompañamiento a través de la plataforma virtual; 2. Plataforma en Línea, donde se podrán descargar recursos educativos digitales y; 3. Equipamiento y conectividad, con la instalación de las Aulas @prende 2.0 en las escuelas.

El programa iniciará en 2017 con un piloteo en 3 mil escuelas de varios estados del país. Se licitará un servicio por tres años para equipar las escuelas y dar mantenimiento a los dispositivos; se impulsará una estrategia para rehabilitar los equipos que fueron entregados en años anteriores y se fortalecerán los lazos con la sociedad civil y la industria para promover el equipamiento tecnológico.

En la evaluación que realizó CONEVAL al mismo programa para el ciclo 2014-2015, el organismo señaló como un reto contar con indicadores que permitieran conocer el nivel de aprendizaje del alumnado, y sugirió contar con criterios claros y transparentes para la selección de las entidades beneficiadas.

Es de llamar la atención que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 no aparezca el Programa de Inclusión Digital, a diferencia del año anterior, cuando tuvo un presupuesto de mil millones 641 mil pesos. Si a esto sumamos que la SCT fue de las más afectadas en la disminución del proyecto de presupuesto para el próximo año, no queda claro de dónde saldrá el recurso para la instalación de este programa.

Para el diálogo

  • La estrategia de formación que parte de una intencionalidad pedagógica clara, y no solo la entrega de dispositivos, es lo que permite desarrollar las habilidades digitales en función del desarrollo de la competencia “prender a aprender”. Será necesario analizar si el nuevo programa tiene esta característica.
  • Es importante que el programa tenga un enfoque claro de inclusión y equidad para que priorice la atención de escuelas sin infraestructura (luz, internet, etc.) en zonas marginadas y alejadas de los centros urbanos, brindándoles las condiciones para que puedan hacer uso de los equipos.
  • La reutilización de los equipos de programas similares anteriores es un gran acierto de la iniciativa. Con ello se espera que los recursos disponibles, en lugar de destinarse a la adquisición de equipo, puedan aprovecharse para cubrir la formación docente y la actualización del equipo en desuso.
  • Por último, es importante que las evaluaciones que propone el programa incorporen la dimensión formativa, para que estudiantado y profesorado reflexionen y tomen conciencia de su proceso de aprendizaje.