La infraestructura educativa: su evaluación y ajuste presupuestal

La-infraestructura-educativa

Algunos hechos

El pasado mes de junio, el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) y el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED) suscribieron un convenio de colaboración para coordinar proyectos, estrategias y actividades dirigidas a la generación de información sobre las condiciones de la infraestructura educativa física del país. La firma del documento de colaboración entre estas dos instituciones se hace a pocos meses del anuncio del “Ajuste Preventivo” al gasto en varios sectores, entre ellos el educativo, para mantener la estabilidad macroeconómica (véase Presupuesto de egresos 2016, guía rápida).

Para el INIFED, la infraestructura física educativa del país debe cumplir requisitos de calidad, seguridad, funcionalidad, oportunidad, equidad, sustentabilidad, pertinencia y oferta suficiente de agua potable para consumo humano, además de que su diseño favorezca los procesos pedagógicos.

La Evaluación de Condiciones Básicas para la Enseñanza y el Aprendizaje (ECEA) pone de manifiesto que durante un gran periodo ha faltado mantenimiento y restauración en las escuelas. Para conocer qué modalidad de escuelas son las más afectadas ver infografía.

Una de las siete prioridades estratégicas que se desprenden de la Reforma educativa es la inversión en infraestructura escolar y mantenimiento; para ello, el gobierno ha asignado recursos federales a partir de diversos programas como Escuelas al Cien, cuyo propósito es el mejoramiento de la infraestructura física educativa de planteles de obligatoria y superior, a partir de los fondos de potenciación del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM). Otro tipo de programas que coadyuvan a la mejora de la infraestructura son el de la Reforma Educativa (PRE), el programa de Expansión de la Educación Media Superior y Superior, así como diferentes Proyectos de Infraestructura Social del sector educativo.

Los recursos para operar el programa Escuelas al Cien están asegurados, porque se obtuvieron de manera anticipada a partir de un mecanismo de deuda a 25 años, comprometiendo parte del FAM. Sin embargo, este recurso no es ilimitado y solo podrá disponerse para atender 16% del total de las escuelas públicas hasta 2018. Por su parte programas como el PRE, Expansión de la Educación Media Superior y Superior, así como los Proyectos de Infraestructura dependen de la asignación presupuestal anual, y esta, de la estabilidad o fragilidad de la macroeconomía. A principios del año en curso se anunció el ajuste a la baja de 6.6% para el PRE, 15.7% para el programa de Expansión y el más afectado fue el de Proyectos de Infraestructura, con una disminución de 23.5%.

Cabe mencionar que la escuela es el espacio donde acontece no solo el proceso de la enseñanza-aprendizaje, sino la convivencia entre docentes, el estudiantado y sus familiares. La falta de espacios adecuados y en mal estado afecta el derecho a la educación de calidad.

Para el análisis y el diálogo

  • Ampliar el espectro de la evaluación a las condiciones que circunscriben los procesos formales de enseñanza es benéfico para la mejora de la calidad educativa. En la medida que la autoridad tome decisiones a partir de información analizada y sistematizada, tiene más oportunidad de acertar en el camino a la mejora de las condiciones necesarias para desarrollar los procesos escolares.
  • Si bien la información que arroja esa evaluación pone en evidencia las carencias respecto a las condiciones básicas en servicios y seguridad que debe tener una escuela, también debe señalar qué condiciones deben de crearse para mejorar la concentración del alumnado, la convivencia estudiantil y del profesorado, los procesos de deliberación y planeación del colectivo docente; en otras palabras, cabe preguntarse: esta escuela ¿es un entorno amigable y seguro para aprender?
  • Ajustar el presupuesto del gobierno fiscal con el propósito de mantener la estabilidad económica puede ser un arma de dos filos: a corto plazo, afecta porque la economía se detiene; la construcción es un mecanismo importante que moviliza la generación y distribución de riqueza. A mediano y largo plazos afecta la calidad de los espacios educativos que, inevitablemente, se desgastarán, o que son inadecuados para la educación de calidad.
  • La calidad de la infraestructura no debe estar en función de la cantidad de concreto, sino de las condiciones ambientales y sociales del lugar donde está la escuela, que deben favorecer la creación de condiciones de aprendizajes de calidad. En lugares calurosos se puede utilizar materiales ligeros y resistentes, que pueden ser conseguidos o elaborados por las personas de la comunidad, para generar un espacio adecuado y funcional, además de fresco.

Te puede interesar:

Programa Escuelas al Cien

Programa Escuelas al Cien

El monto total previsto para el PE100 asciende a 50 mil millones de pesos, con el cual se espera mejorar 31 mil 588 escuelas de educación básica, 928 de educación media superior y mil 233 de superior.

0 comments
evaluación-educativa-en-Mexico

¿Para qué la evaluación educativa en México?

Cada emisión de resultados nos reitera lo sabido desde hace varios años: el sistema educativo requiere de transformaciones profundas. Es por esto que la discusión central no es si evaluamos año con año al alumnado…

0 comments