Personas en rezago educativo con derecho a una educación ¿de calidad?

rezago-educativo

Algunos hechos sobre el rezago educativo en México

Un hecho preocupante en México es el rezago educativo, pues carecer de educación es uno de los factores que mantiene a la población en condiciones de pobreza. Para el INEGI, en 2015, poco más de 31 millones de personas de 15 años y más no tenían escolaridad, o bien abandonaron sus estudios antes de terminar la educación básica. Esa población equivale a 36% de la total del país de 15 años y más. En su Panorama Educativo 2013, el INEE señala que hay mayor incidencia de este fenómeno en mujeres, personas con discapacidad, habitantes de localidades rurales y de habla indígena, que además viven en pobreza. También afecta de diferente manera según el grupo de edad, ver infografía.

Como respuesta, el gobierno federal propuso en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 fortalecer los servicios que presta el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA). A su vez, el Plan Sectorial de Educación de la presente administración presentó como estrategia intensificar y diversificar los programas para la educación de las personas adultas y la disminución del rezago educativo.

En 2014, el INEA lanzó la Campaña Nacional de Alfabetización y Abatimiento del Rezago Educativo (2014-2018), la cual se propuso como meta, al término del sexenio, atender a 7.5 millones de personas analfabetas o con primaria o secundaria truncas. A través del ramo 11, en 2016 se presupuestó alrededor de 3 145 millones de pesos, según el portal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Algunos objetivos de la Campaña son los siguientes: ampliar la cobertura de atención a la población analfabeta y en rezago educativo; pilotear y, en su caso, instrumentar el otorgamiento de apoyos a educandos de alfabetización, que permitan incentivar su incorporación, entre otros.

En el primer trimestre de 2016, el INEA lanzó el Programa Especial de Certificación (PEC), el cual tiene como objetivo reconocer, acreditar y certificar los conocimientos adquiridos por experiencia o de manera autodidacta por personas adultas en rezago educativo. La certificación de primaria y/o secundaria se obtiene a través de una evaluación de saberes conceptuales en línea y una verificación de saberes adquiridos.

Por su parte, el CONEVAL llevó a cabo en 2013 la evaluación a la Atención a la demanda de educación para adultos y modelo educativo para la vida y el trabajo, donde señaló como oportunidades de mejora el aumento de la atención a la población en rezago, mejorar las instalaciones donde se prestan los servicios y localizar a las personas en esta condición. El INEA manifestó que la limitación en el presupuesto le impide atender las recomendaciones.

Para el diálogo:

  • El número de personas de 15 años y más con rezago educativo supera al de la población de estudiantes matriculados en educación básica (26 millones). En contraste, en términos de recursos económicos, el INEA recibió en 2014, a través del ramo 11, un presupuesto equivalente a 1% del Fondo de Aportaciones de Educación Básica (FAEB) en el mismo año (340 mil millones de pesos).
  • Los procesos de educación básica en alumnado con edad idónea están configurados para que los aprendizajes esperados y capacidades para la vida sean incorporados a lo largo de 12 años. En la educación remedial del INEA, el tiempo disponible del estudiantado y sus condiciones personales son retos a enfrentar para conseguir un perfil de egreso acorde con lo que se esperaría de egresados de educación básica. Esto supone un modelo educativo que compense las carencias educativas y que forme a la persona para que sea sujeto de su propio aprendizaje.
  • El INEA enfrenta grandes interrogantes sobre cobertura y calidad. Primero, con base en el problema de disponibilidad presupuestal que ha sufrido el Instituto, como lo hace patente el informe citado antes, ¿cómo lograr que la población con rezago alcance los aprendizajes esperados que se establecen en la educación formal y pública (el perfil de egreso de básica)? Y, segundo, ¿de qué manera el modelo educativo que ha sido diseñado y aplicado por el INEA responde a las barreras de aprendizaje que se presentan en los procesos educativos de personas con analfabetismo y rezago educativo?
  • El PEC se acerca más un mecanismo para modificar los indicadores de escolaridad, que a un dispositivo para aprovechar los saberes de las personas con rezago educativo; tampoco garantiza que estos sean un medio para lograr aprendizajes esperados mejorar su calidad de vida. De los 10 rasgos del perfil de egreso de básica hay varios que no se refieren a saberes conceptuales, tal como lo plantea el PEC. ¿Habrá manera que se asignen más recursos al INEA para que transforme y mejore su modelo educativo y su capacidad de llegar a las poblaciones que constituyen su responsabilidad?
  • La solución al problema del rezago educativo tiene dos vertientes. La primera es atender a la población en esta condición, con programas que garanticen la equidad y promuevan la inclusión educativa por parte del INEA; y, segundo, la Subsecretaría de Educación Básica debe contrarrestar el abandono escolar para que, a mediano plazo, disminuya el analfabetismo y el rezago en los grupos etarios más jóvenes, y así las personas de más edad reciban atención remedial de más calidad. Esto implica a una misma Secretaría, pero a instancias distintas que, necesariamente, deben articularse. El diseño del nuevo modelo educativo que está por presentarse, de acuerdo con las autoridades, puede ser una buena oportunidad.

Te puede interesar:

Rezago educativo

Rezago educativo en México al ciclo escolar 2013-2014

¿Sabías que, hasta el ciclo escolar 2013-2014, se reportan más de 31 millones de personas en rezago educativo?

0 comentarios
Trayectoria Escolar Nacional (1998-2013)

Cuántos comienzan, abandonan o terminan: la trayectoria escolar en México

Trayectoria de los alumnos y alumnas mexicanos que comenzaron la primaria en 1998, hasta el término de sus estudios en media superior.

0 comentarios