Pobreza y aprendizaje de las niñas, niños y adolescentes

Pobreza_y_aprendizaje_ID

Algunos hechos

La pobreza es una problemática muy estudiada y su medición se revisa de forma constante. Anteriormente, el análisis de la pobreza se reducía al ingreso de las personas; sin embargo, en la actualidad, su aborde ha incluido otras perspectivas, para pasar de ser unidimensional a comprenderse como un problema multifactorial.

En México la instancia encargada de medir la pobreza es el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL). Para el CONEVAL la población en pobreza es aquella que tiene al menos una carencia social (educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos o alimentación) y un ingreso menor a la línea de bienestar (urbano: $ 2 817.47, rural: $ 1 823.22 mensuales). A su vez, la población en extrema pobreza es la que tiene tres o más carencias sociales e ingreso menor a la línea de bienestar mínima (urbano: $1 408.27, rural: $1 002.98 mensuales).

La pobreza afecta a niñas, niños y adolescentes (NNA) porque ellos o sus familias se ven obligadas a integrarlos/as al campo laboral para asegurar el sustento de la familia. Lo anterior tiene repercusiones considerables en su desarrollo cognitivo.

Para el INEGI, “el trabajo infantil perpetúa el círculo vicioso de la pobreza e impide que los niños [y niñas] adquieran las calificaciones y la educación necesarias para asegurarse un futuro mejor”. En nuestro país, para 2015, la tasa de ocupación de la población de 5 a 17 años fue de 8.4%, una tercera parte niñas y dos terceras partes varones. Cuatro de cada diez del total no asisten a la escuela; y 90% labora en actividades no permitidas por la Ley Federal del Trabajo (véase infografía para más información).

El trabajo infantil no solo está relacionado con la condición de pobreza que viven las familias (en cuanto carencias sociales), sino con el tiempo que dedican a las actividades laborales (35.2% excede las 28 horas de trabajo a la semana) en lugar de destinarlo a actividades lúdicas y de aprendizaje, que tienen un impacto importante en su desarrollo.

Si desde la niñez se expone a condiciones de pobreza, es muy probable que surjan carencias en las habilidades de aprendizaje para la vida. Hoy en día existen investigaciones que relacionan los efectos de la pobreza con el déficit de habilidades complejas de lenguaje, en cuanto amenaza y privación.

Para el diálogo

  • Hoy en día, la agenda pública se ha centrado en la mejora de la calidad en la educación (evaluaciones, inversión en infraestructura, nuevo modelo, etc.); sin embargo, el tema de la ocupación infantil y su impacto en el (mal) desarrollo de las personas debe ser atendido intersectorialmente. Dada la complejidad y la interrelación que hay entre pobreza y desarrollo de capacidades cognitivas, es preciso tener políticas integrales, que no sobrecarguen a las escuelas.
  • Es cierto que el indicador de cobertura educativa ha llegado casi al total en nivel primaria; sin embargo, nuestro país es heterogéneo, y en los estados con mayor índice de pobreza y extrema pobreza hay mayor ausentismo y el logro escolar es menor. Dado lo anterior, sugerimos que la atención del problema no se centre en el dato de la matriculación, sino en las acciones que debe llevar acabo el sistema educativo, en coordinación con otros sectores, para la retención del estudiantado en la educación obligatoria.

Te puede interesar:

Infografia-Rezago-educativo

Por sexo, ¿cuál grupo es más afectado por el rezago educativo?

El rezago educativo afecta en diferente proporción a hombre y mujeres según su condición etaria.

0 comments
infografia-planea-media-superior

Resultados PLANEA Media Superior en zonas de Alta Marginación 2015-2016

Conoce los resultados del alumnado de media superior a nivel nacional y en zonas de alta marginación.

0 comments