¿Por qué los datos de cobertura total no muestran la realidad de escolaridad de nuestro país?

datos_de_cobertura_total_no_muestran_la_realidad

Algunos hechos

El pasado 12 de septiembre, la Secretaría de Educación Pública (SEP) comunicó que para el ciclo escolar 2016-2017 la cobertura total de educación básica (EB) fue de 96.4%; de media superior (MD) alcanza la tasa de cobertura alcanzó 82%; y por su parte, educación nivel superior (S) logró una cobertura de 37.3%.

Las cifras ofrecidas por la Secretaría parecen ser alentadoras, cobertura casi universal en EB, se supera la meta establecida para MS (80%), y se registra un incremento de 5 puntos porcentuales en la cobertura total en el nivel superior desde el inicio de la presente administración. Sin embargo, hay que advertir que los datos del indicador de cobertura se basan en la denominada tasa de cobertura bruta, la cual la UNESCO la define como “el cociente entre las personas escolarizadas en el nivel [educativo] común, independientemente de su edad, y el total de la población en edad de asistir al nivel primario, por cien.”

Ante lo anterior, Patricio Solís, investigador del COLMEX, señala que la tasa de cobertura bruta presenta un sesgo de sobreestimación, esto debido al numerador que incluye a personas que no son consideradas en el denominador, a saber, personas con las mismas edades típicas. Como ejemplo el caso de primaria, la cobertura bruta es 106% ya que divide el total de alumnos matriculados en dicho nivel (sin importar la edad) contra el número de jóvenes con edades entre 6 y 11 años.

Por el contrario, el indicador de tasa de escolaridad neta está definido como “el cociente entre las personas escolarizadas en el nivel [educativo] con la edad pertinente al nivel y el total de población de ese grupo de edad, por cien”. Es decir, los dos grupos consideran a personas con las mismas edades típicas. A razón de Solís, considerar como indicador la escolaridad neta en lugar de la cobertura bruta es necesario puntualizar que:

  1. La tasa neta intenta resolver el sesgo de sobreestimación, restringiendo el numerador a los jóvenes que asisten al nivel educativo en el mismo rango de edades considerado en el denominador.
  2. Asimismo, restringir el rango de edades en el numerador a las edades típicas años hace de la tasa neta un buen indicador de cobertura oportuna y de la posibilidad de que los estudiantes continúen posteriormente en el sistema (en la educación superior) en las edades más idóneas.

En la infografía se puede observar que las tasas de cobertura bruta son mayores que las tasas netas de escolaridad. En el caso de primaria, el primer indicador supera los cien puntos porcentuales en los ciclos escolares comparados (2006-2007 al 2015-2016), cuando el indicador de tasa neta señala que en el ciclo 2011-2012 llega a cien por ciento, mientras que los años comparados se encuentra por debajo de esta razón.

Para el diálogo

  • No cabe duda que se ha avanzado hacia una cobertura total. Los indicadores muestran el resultado de un esfuerzo para llegar a matricular cada vez a más niños, niñas y jóvenes.
  • Sin embargo, es fundamental conocer qué se está midiendo con cada indicador. Aunque la tasa de cobertura bruta señala datos favorables, encubren realidades educativas preocupantes como el rezago y la extraedad.
  • La tasa de escolaridad neta se acerca más a la realidad, la cobertura oportuna, sin embargo, se necesitan de otros indicadores para describir mejor el trayecto educativo, por tanto son importantes también los índices de absorción entre niveles y de eficiencia terminal.

Te puede interesar:

desercion_MedSup_280817

Datos de Media Superior, 2015-2016

Se presentan datos de matrícula, abandono, eficiencia terminal y más, en el nivel de media superior.

0 comments
cobertura_en_Media_Superior2

La SEP apuesta por la cobertura en Media Superior, ¿y la calidad?

Dirigir los esfuerzos hacia la total cobertura educativa es un paso obligado del gobierno federal. Ahora bien, avanzar en la garantía del acceso en la MS supone, obligadamente, instalar los medios necesarios para que las y los jóvenes tengan acceso a las escuelas y logren los aprendizajes correspondientes al nivel que cursan.

0 comments