Situación de la educación inicial en México

enim-2015-ID

Algunos hechos

En el mes de febrero, la Representación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) en México presentó el informe derivado la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres (ENIM 2015). La encuesta se aplicó en más de cien países, con la finalidad de monitorear de manera integral las políticas públicas y programas relacionados con compromisos internacionales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

La encuesta, según el informe, fue una oportunidad para generar datos actualizados, dar cuenta de inequidades importantes entre distintos grupos de la población e impulsar el cumplimiento de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Son diez los temas que abarca, pero en esta entrega destacamos el desarrollo infantil.

En nuestro país, la administración de la educación para la primera infancia recae en la SEP, ya sea en programas de infancia temprana o en preescolar, aunque diversas instancias gubernamentales ofrecen otros servicios de educación temprana, ante la demanda de las familias trabajadoras, algunos son: CENDI, Centros de Educación Inicial Indígena, guarderías del IMSS y del ISSSTE, entre otros.

En México, según el informe, 23% de la niñez de menos de 5 años presenta un desarrollo no adecuado en uno de los siguientes ámbitos: motor, socioemocional o lenguaje/cognitivo (ver infografía para conocer los porcentajes de las niñas y niños de un año).

Es importante resaltar que, por regiones, la Sur presenta los mayores porcentajes de menores con desarrollo no adecuado, seguido por la región Noroeste.

Otros datos muestran que niños/as de los hogares con ingresos altos asisten más (71%) que los de hogares con bajos ingresos (58%) a programas de aprendizaje temprano. El porcentaje de niños/as con los que ningún adulto del hogar participó en alguna actividad es tres veces mayor en hogares indígenas (6%) que en hogares no indígenas (2%). En cuanto al acceso a libros en el hogar, 40% de niños/as urbanos tienen al menos tres libros infantiles en sus casas, contra 19% de los de hogares rurales.

Para el diálogo

  • Es importante promover el desarrollo integral (físico, cognitivo, social y emocional) de niños y niñas en la primera infancia, mediante espacios adecuados.
  • La atención deberá enfocarse también en las familias, para que participen en las actividades de aprendizaje y cuidado de sus hijos e hijas.
  • Es importante que haya articulación efectiva entre las instancias gubernamentales que atienden a las y los pequeños y apoyan a las familias, y que aumenten en cobertura y calidad estos servicios en zonas marginadas (urbanas, rurales e indígenas).

Te puede interesar:

experiencias_educacion_socioemocional

¿Qué podemos aprender de las experiencias en educación socioemocional en México?

De las experiencias sobre educación socioemocional que hay actualmente en México ¿qué se puede aprender de ellas para la inserción del componente curricular de Desarrollo Personal y Social en las escuelas?

0 comments