Sobre el programa nacional de bebederos escolares

programa_nacional_de_bebederos_escolares

Algunos hechos

Diversos estudios confirman que la ingesta elevada de bebidas azucaradas contribuye al alto índice de sobre peso y obesidad. Según la OMS, nuestro país ocupa el primer lugar a nivel mundial de este padecimiento, el cual está altamente relacionado a patologías asociadas con diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Con el fin de sustituir el consumo de aguas azucaradas en las escuelas, la Secretaría de Educación Pública (SEP) creó el Programa Nacional de Bebederos Escolares (PNBE), cuyo financiamiento proviene principalmente del Programa de la Reforma Educativa (PRE).

Según los lineamientos del PRE, las escuelas públicas de educación básica que deseen participar en la instalación de los bebederos deberán cumplir con las siguientes condiciones: que cuenten con acceso directo al sistema de agua potable, que la escuela cuente con tres grupos o más y se dará prioridad a las escuelas que pertenecen al Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC), y dentro de estas se brinde el servicio de alimentación.

El Instituto Nacional de la Infraestructura Educativa (INIFED) es la instancia encargada de lanzar las convocatorias públicas nacionales para la construcción, instalación y mantenimiento de los sistemas de bebederos. Los Consejos Escolares de Participación Social (CESP) son los encargados, dentro de las escuelas de apoyar en la limpieza y supervisar el correcto funcionamiento de los sistemas de bebederos.

Según datos de la SEP, para el ciclo escolar 2015-2016, se propuso una meta de 11,034 sistemas de bebederos, el cual a principios del año en curso tenía un avance del 91.2%; mientras que para el ciclo 2016-2017 se estableció una meta de 8 mil sistemas bebederos, con un avance del 87%; y para el ciclo 2017-2018 la meta propuesta fue de 8 mil sistemas bebederos, además de utilizar tecnología alternativa para implementar tales sistemas en escuelas sin acceso a agua potable.

En una investigación realizada en nueve escuelas de la Ciudad de México, Morelos y San Luis Potosí, solo cuatro de ellas contaban con bebederos, de los cuales solo uno se encontraba funcionando y en condiciones de higiene, además, se encontró que estos sistemas eran utilizados como lava manos o para lavar y secar materiales de limpieza (Explorando el ambiente escolar alimentario).

Para el diálogo

  • El sobrepeso y la obesidad infantil son un problema de salud pública que deben ser atendidos de manera decidida y contundente. La escuela es un lugar privilegiado porque pueden detonarse procesos de formación en hábitos alimenticios, actividades deportivas y cuidado de la salud en general.
  • Sin embargo, no puede recaer en las instituciones educativas la responsabilidad de la atención de estas enfermedades. Se requiere, necesariamente, de la sinergia comprometida de familiares y sociedad en general para hacer frente a este mal.
  • El acceso al agua potable y en condiciones óptimas para ser consumida, debe de ser una regla en todos los establecimientos donde se ofrecen servicios educativos. Para ello, es importante que el Estado garantice el cumplimiento de este derecho con cobertura universal, en beneficio de los niños, niñas y adolescentes.

Te puede interesar:

Programa Escuelas al Cien

Programa Escuelas al Cien

El monto total previsto para el PE100 asciende a 50 mil millones de pesos, con el cual se espera mejorar 31 mil 588 escuelas de educación básica, 928 de educación media superior y mil 233 de superior.

0 comments
recorte-presupuestal-2017

El Programa de la Reforma Educativa de cara al recorte presupuestal 2017

En el proyecto de presupuesto para el ejercicio fiscal 2017, el presupuesto del PRE es de menos del 70% respecto al año anterior ¿De qué manera va a encarar la SEP la atención de las problemáticas que plantea el programa?

0 comments