Sobre el programa Salud en tu escuela

salud_en_tu_escuela-290517-2

Algunos hechos

El pasado 22 de mayo, los secretarios Aurelio Nuño (SEP) y José Narro (Salud) presentaron el programa Salud en tu Escuela, el cual es el resultado de un trabajo entre las dos dependencias gubernamentales. Se trata de una estrategia “para prevenir enfermedades, fomentar el autocuidado de la salud y promover estilos de vida saludable entre los estudiantes.”, pero también busca prevenir enfermedades, conductas de riesgo, adicciones y embarazos en niñas, niños y adolescentes.

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad en la población en edad de 5 a 11 años en ese año fue 33.2% a nivel nacional; por su parte, en población de 12-19 años, la prevalencia fue de 36.3% para el mismo año (véase infografía para más información). Llama la atención la disminución de los porcentajes en la población entre 5 y 11 años (salvo en la rural), mientras que en adolescentes los porcentajes aumentaron en general, por lo que la puesta en marcha del programa parece oportuna.

Por otra parte, en el tema del embarazo adolescente, se registró en 2014 13% menos eventos que en el año dos mil; y aunque la tendencia de embarazos en adolescentes es a la baja en los últimos años, la propensión es mayor en zonas donde se habla alguna lengua indígena.

La fase piloto del programa iniciará en el ciclo escolar 2017-2019 en mil setecientas escuelas de 11 entidades federativas: Ciudad de México, Durango, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora Tlaxcala y Yucatán. El Programa tiene cinco ejes:

  1. Educar para la salud: Se fortalecerá la asignatura de educación física, fomentando el desarrollo personal, salud física y mental, se incluirá la educación socioemocional como parte del currículo;
  2. Autonomía curricular: Cada escuela podrá optar por los temas relacionados con la salud y hábitos saludables de su comunidad, dentro del margen de tiempo previsto en la autonomía curricular;
  3. Profesionales y estudiantes de la salud en tu escuela: Pasantes de medicina y ciencias de la salud visitarán las escuelas para coadyuvar en el control del peso y la talla del estudiantado, así como en la detección de conductas de riesgo;
  4. Capacitación y orientación a docentes y familiares: Se brindará información a docentes y familiares con talleres y pláticas con un enfoque de salud integral;
  5. Escuelas saludables: se supervisará el uso de los bebederos, el diseño de los menús de los comedores escolares, y se fomentará la venta de alimentos saludables en las cooperativas escolares.
  • Está demostrado que la prevención es más perdurable y barata que la atención. Es importante darle continuidad, pues hay experiencias conjuntas de ambas secretarías que no continuaron, desaprovechando con ello la inversión.
  • Modificar hábitos alimenticios, fomentar el consumo de agua simple y de activación física requieren estrategias de información, pero sobre todo de acciones reiteradas, por lo que se precisa que todos los espacios donde estén las niñas, los niños y adolescentes (incluyendo los medios de comunicación) sean promotores de hábitos saludables.
  • Es un acierto que la escuela sea un lugar de educación para la salud, y lo es más cuando el tema es abordado directamente por los profesionales de la salud, evitando con ello la sobrecarga al cuerpo directivo y docente quienes, por cierto, debieran estar incluidos dentro de las personas a las que se les realicen los reconocimientos médicos dirigidos al alumnado.
  • Si bien el “autocuidado” es una habilidad que debemos desarrollar, el cuidado de la salud física y mental no solo debe recaer en el esfuerzo individual; es necesario promover acciones colectivas que fomenten la prevención de enfermedades y favorezcan hábitos saludables que impacten en la vida de la población en general.
  • La escolaridad es un factor importante que influye en la propensión del embarazo adolescente. Formar a docentes, estudiantado y padres de familia en temas de sexualidad, debe ser una estrategia permanente, y debe garantizarse que llegue a las zonas más alejadas.

Te puede interesar:

obesidad-infantil-en-el-Sistema_Eed-MX

La obesidad infantil en el Sistema Educativo Mexicano

La obesidad infantil debe ser considerada un problema de salud pública, y la escuela puede aportar en su abatimiento, en cuanto instancia formadora de hábitos personales y sociales.

0 comments
obesidad-infantil-ID

¿Qué hacer en las escuelas para acabar con la obesidad infantil?

La Organización Mundial de la Salud, a través de la Comisión para acabar con la obesidad infantil, emitió recomendaciones que implican la reconfiguración escolar.

0 comments